sábado, 5 de abril de 2008

Gómez no siempre tiene que hacer su cama


Es increible el poder adivinístico que tienen las galletas de la fortuna chinas. Son demasiado certeras al momento de presagiar tu vida. Y es que Vale, cuando me regaló esa bolsita llena de futuro, hechas cuidadosamente de harina, agua, azúcar y no se que chucha más, fue algo que me dejó pa dentro, porque no sabía si estaba preparado a saber tanto de mi destino, pero tomando aire y concentrandomé, tomé la primera galleta y el mensaje del papelito me abrió un mundo extraordinario. Era como si tuviera el mismo poder del Delorean en mis manos, era un real viaje por el tiempo:

"Combinarte el trabajo con el estudio"

Una vez leido esto, mi vida cobró sentido, me llené de espiritualidad, me sentí el hombre más afortunado de la historia por tener tal don de conocer lo que Diors había escrito para mi. Ahora, en acto generoso, les voy a contar como va a ser mi futuro, develando el mensaje de cada galleta, para que sepan como voy a ser en el futuro.

"Usa tu sentido comunes" 10 20 30 33 25 8 (Además algunas galletas tenían mis números de la suerte)
"La envidia en muy malo" 4 20 19 5 6 30
"Vivira y trabajara en Paz" 4 15 20 9 7 13
"Sea capaz de ayudar a las persona que lo necesita"
"Cuando desear en algo hay que hacerlo en realidad"
"Atrverse a crear tu idea"

P.D.1 Mención aparte merece el traductor, porque interpreta muy bien del chino al español.
P.D.2. Gracias a las personas que hasta el cierre de este post me saludaron para la celebración del 25 aniverario de mi natalicio.

Ilustración por Marie Cailliau


3 comentarios:

Ary. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
adam brown dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Zittric dijo...

Qué internacional esto...primero comes galletitas chinas con destino incluido...y luego te postea un gringo que te apuesto ni conoces...igual que a mi.

SALUDOS