domingo, 27 de abril de 2008

Gabriel Mostaza, investigador privado

Si hay algo que no me puedo quejar, es que todo me ha funcionado bien. Y es que por ejemplo, el grupo que tengo ya tiene un renombre en el mundillo musical chileno, o ya he expuesto en varias galerías de arte. Como se diría por ahí. la vida me sonríe. Si de hecho tengo hasta cuenta corriente, o sea soy un lolo exitoso con todas sus letras.
Y es tanto así, que el otro día, iba con Naty y Jange por el barrio Brasil, y pasamos a la Shell que está por ahí. Yo, todo exitoso, saco de mi bolsillo mi flamante tarjeta de débito del banco al cual pertenezco, y procedo a sacar siete, si, $7.000 chilenos del cajero, que me harían disfrutar una noche increible junto a mis amiguillas. de ahí, en acto de despilfarro, nos compramos unos exquisitos completos de servicentro, total, tenía 7 lucas. Mientras disfrutabamos de nuestros completos, pasa un loco medio tacuaco al lado de nosotros con dirección al cajero automático y la jange nos dice que le que el gueón era conocido de ella, así que se hizo la gueona. Yo de sapo, miro hacia el loco pa cachar quien chucha era y noto que no saca 7 lucas, sino que como 50. La cosa es que el loco se da vuelta, y es el pendejo que anima invasión, y me senti de lo más frustrado. Como conchesumadre un gueón menor que yo no puede carretear de lo lindo con 7 lucas. La cosa es que mientras yo me sumergia en mi frustración, el loco toma su auto azul, y sale rajado de la Shell.

Que injusta es la vida.

Ilustración por Lori Earley

4 comentarios:

Retorcida dijo...

Supongo que me siento un poco como tu aveces, pero bueh, es lo que hay por mientras.

Un abrazote!

Vi dijo...

y eso q ese programa lo sacaron del aire hace 4 años y 7 meses...

o sea, más encima el lolo es cesante...

Ary. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gatzomaiked dijo...

Yo todavia le pido plata a mi mammáh!