domingo, 19 de agosto de 2007

sin aceite y sin sal


Un día yo iba feliz de la vida, listo para subirme a la micro con mi pase escolar que está más vencido que la cresta pero que por fallas del sistema transantiago sigue funcionando impecablemente, y veo que hay muchos asientos desocupados, bastante exitante para algunos, ya que el poder de la elección es lo más grande que hay, y escogí un asiento de la fila izquierda, casi en la mitad de la micro.
-Una palta!- sí, una palta, eso era lo que había en el asiento que escogi para sentarme. sinceramente una de las cosas que más me ha sorprendido en la vida por lo inesperado de la situación, o sea yo creo que nadie en su perra vida va a imaginar que se va a encontrar una palta en el asiento de la micro, y yo si lo hice. Tomé esa palta, y puta que estaba dura, parecía un palo, así que todo ese deseo de comérmela con pan sin aceite y sin sal se iban por la borda, así que para no quedar frustrado, me puse a imaginar a quien chucha se le podía haber caído una palta en la micro. Cerré los ojos y lo primero que se me vino a la mente fue la cara de una vieja de mierda que estaba dispuesta a envolverla en un papel de diario pa que madurara y así después comérsela con cara de chancha. -¿Por qué existen tantas viejas de mierda en este país?- me pregunté de la pura rabia de que en la mayor parte de mis recorridos en micro, me topo con más de alguna vieja de mierda, así que tomé esa palta dura, vi que afuera había una vieja fea, y le tiré la palta en la cabeza. -Váyase pa su casa, vieja fea!!-

Ilustración por Willy

7 comentarios:

Vicky!* dijo...

pero q palta de respeto!

Macarena dijo...

QUE ESTRESADO....

lostb0y dijo...

Que diria el PAlta melendez de esta situacion ? .. esto me huele a demanda.

DRU dijo...

Días atrás, un connotado diario nacional publicó que una respetable señora había fallecido a causa de un paltazo... Tenía 8 hijos, los 2 últimos, menores de 10 años, habían sido adoptados desde una correccional para que pudieran surgir y ser algien en la vida.
Yo me pregunto: ¿Vale la pena ser alguien en la vida, si alguien que "logró surgir" no soporta la presión de una palta dura en el asiento de la micro?
Me respondo a mi mismo: a veces y otras no.


He aquí el link:

www.emol.cl/respetableseñorafalleceacausadeunpaltazolanzadodesdelamicro

Rodrigo dijo...

Yo lo más raro que he encontrado en mi vida fué un carrete de volantín marca cadena de color rojo. la sorpresa fué grande; pero este venía sin hilo, por lo que se lo regalé a mi mina de entonces.
Cuento corto pasaron los meses y supe que aún conserva el carrete de hilo de volantín en su velador color negro asabache. Pero la pregunta de fondo es... ¿Qué pasó con las ñeclas?...Nunca más en mi vida las ví o es que la gente en esos años era más pobre y no le alcanzaba pa comprar un reputo volantín de cuarenta pesos y de un solo color. En fin me despido con la frustración más grande de mi vida: No haber podido nunca en mi puta vida elevar un volantín.

PD: CADA DIA ENCUENTRO MÁS FOME TODOS LOS BLOGS QUE LEO.

Daniel Chávez C. dijo...

Que de malo tiene envolver las paltas en papel d diario?

Atte.

Comité "Defendamos a las Viejas de Mierda"

...porque si no las cuidamos, mañana tal vez no estén... ayúdanos¡¡

Paulita dijo...

Wena Chavón...volviste a las pistas literarias. Tu eres la versión humana de Juan Carlos Bodoque y su nota verde o Mario Hugo y su dimensión hermosa y desconocida. Que no te pille la maldita pega culiá que tenemos, y déjate tiempo entre los POP SISA mascotas y los Lado Pin y Lado Pon JUMBO. Besos - Cornelia Amor, más conocida como Paula.